cimmyt-contactoac@cgiar.org
800 462 7247

Historia de un rescatista de maíces nativos

Edgar Miranda es un joven que impulsa el rescate del maíz nativo en la Península de Yucatán. Junto con otros productores busca preservar 16 variedades nativas y reinsertar 8 que se habían dejado de sembrar hace 80 años.

Por: Suelen Torres MotaHub Península de Yucatán
31 de agosto de 2020

Kantunil, Yuc.- Tiene 28 años y es originario del municipio de Kantunil, Yucatán. Estudió la licenciatura en Agroecología y es técnico certificado en Agricultura Sustentable por el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT). Se llama Edgar Martín Miranda Gamboa y, con otros 11 productores de Kantunil, hace colectas de maíz nativo para difundir y rescatar esos materiales. Además, actualmente está reinsertando variedades que ya no se habían cultivabado en su municipio por cerca de 80 años.

La profunda conexión que Edgar tiene con el campo se debe a su familia: “por generaciones nos hemos dedicado al campo y de ahí viene el gusto, por eso estudié Agroecología. Cuando yo estudiaba veía la carrera como vacaciones y cuando había vacaciones en la escuela me dedicaba a trabajar el campo con mi familia. Así conocí lo que implica trabajar una parcela”, comenta.

Ha colaborado con asociaciones civiles (como Ecomunnis) para desarrollar proyectos de seguridad alimentaria y, desde 2016, forma parte del equipo del CIMMYT en la Península de Yucatán: ha sido responsable de la plataforma de investigación de Yaxcabá (en colaboración con el doctor José Castillo Caamal y los productores Ponciano Chay y Tránsito Cauich), técnico de campo para el proyecto Milpa Sustentable Península de Yucatán (de la Fundación Haciendas del Mundo Maya, Fomento Social Banamex y el CIMMYT) y formador de técnicos para MasAgro (programa de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y el CIMMYT).

Fue su vinculación con el CIMMYT y MasAgro la que le condujo a tomar el curso de Técnico Certificado en Agricultura Sustentable, a partir de esa certificación “iniciamos la colaboración con productores de Kantunil. Actualmente soy representante del grupo de Productores de Maíz Criollo de Kantunil, enfocado a la reproducción de variedades nativas locales para su preservación y mejoramiento in situ (en las parcelas de los productores)”, comenta Edgar.

“El grupo se empezó a formar a mediados del año pasado. Empezamos ocho y actualmente ya somos 12 productores los que cultivamos entre 15 y 20 hectáreas de maíz en sistema milpa. Estamos promoviendo la diversificación con cultivos que tienen potencial de comercialización. Hacemos diferentes colectas en toda la región. En colaboración con el CIMMYT tenemos una vitrina (parcela dedicada a la observación de cultivos particulares) de maíces nativos donde estamos reproduciendo 16 variedades colectadas acá en la zona (de las razas ‘Nal Tel’, ‘Dzit Bacal’ y ‘Tuxpeño’)”.

Con la colaboración del Banco de Germoplasma del CIMMYT, Edgar —junto con su grupo— logró establecer una parcela de reinserción con ocho variedades de maíz nativo muy especiales para él y su comunidad: “cuando revisamos el catálogo del Banco notamos que hay dos accesiones (muestras) que fueron colectadas aquí en nuestro municipio hace más de 80 años. Ahora nosotros, 80 años después, las estamos reinsertando y actualmente ya están dando su espiga. Los productores están sorprendidos y a la espera de ver cómo da esa semilla después de tanto tiempo de haber estado guardada”.

Para Edgar, ser técnico certificado en Agricultura Sustentable le ha permitido brindar a los productores un mejor acompañamiento técnico, uno con calidad humana y profesional que cada vez le suma nuevos amigos y colaboradores: “ahora en la zona ya están empezando a notar nuestro trabajo como grupo. Como parte de la red de innovación del CIMMYT también estamos fortaleciendo la actividad productiva ya con miras a la comercialización y estamos promoviendo el cultivo de leguminosas y cucurbitáceas”.

 

Noticias relacionadas