cimmyt-contactoac@cgiar.org
800 462 7247

La Agricultura Sustentable sí es redituable

Por diversos factores, muchos productores tienen reservas para implementar la Agricultura de Conservación. El productor Josué Camargo brinda su testimonio sobre los beneficios económicos y ambientales de producir sustentablemente. 

Por: Alejandro Cortés BravoAgente técnico MasAgro Guanajuato Araceli Donghú ÁngelesFormadora MasAgro Guanajuato y Divulgación-CIMMYT
30 de agosto de 2021

Purísima del Rincón, Gto.- “Tengo prácticamente toda la vida como productor, mi papá es productor también y desde muy niño recuerdo andar con él en el campo. Estudié ingeniería electromecánica, pero ya llevo casi 12 años trabajando en esto al cien por ciento (…) Lo que me ha mantenido es el gusto por el campo, pero también en el sentido económico, que si bien actualmente es complicado por las cuestiones climáticas, con las prácticas sustentables creo que es más fácil mantener esa utilidad económica para que uno pueda vivir bien”, comenta Josué Camargo, productor de Purísima del Rincón, Guanajuato. 

Josué es un productor joven, pero con amplia experiencia con el sistema de Agricultura de Conservación: “yo todo el tiempo he hecho Agricultura de Conservación, no he hecho otra agricultura. Mi papá empezó con ese sistema alrededor del 2004, cuando fue a algunas capacitaciones y es con quien empecé a aprender sobre prácticas sustentables y por eso cuando llegó MasAgro Guanajuato —programa que impulsan la Secretaría de Desarrollo Agroalimentario y Rural (SDAyR) y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT)—, pues sin dudarlo seguimos con ellos (desde 2014 participa en el programa) y ahorita estamos perfeccionando las técnicas e implementando otras”. 

“El cultivo principal es el maíz, sembramos hasta 35, 40 hectáreas y lo vamos rotando con alfalfa. En el ciclo otoño-invierno sembramos trigo o cebada, o ambos. Este año empezamos a hacer rotura vertical —práctica que rompe las capas compactadas sin perturbar la estructura del suelo, permitiendo una mayor infiltración de agua—. Ya veníamos haciendo camas anchas y cobertura con rastrojos en los dos ciclos (de maíz y de trigo), pero ahora estamos dejando el 100% de rastrojo, no todos los años es posible, pero procuramos. También empezamos a reformar las camas con discos cortadores en la línea de siembra de maíz para que sea más uniforme”, comenta el productor. 

“Entre los beneficios de cultivar de forma sustentable está el ahorro en combustible y que la tierra es más manejable, más fertil. Además, con MasAgro Guanajuato todo el tiempo estamos de la mano con los técnicos. Ahorita con Alejandro Cortés estoy perfeccionando algunas prácticas. Por ejemplo, con la rotura vertical y los discos acondicionadores, de una germinación que teníamos a lo mejor del 85% ya subimos al 95% y así mejoramos también los rendimientos”.

“La Agricultura de Conservación ayuda a reducir costos de producción y aumenta la utilidad y los rendimientos, pero también algo muy importante es que cuidamos el medioambiente: se usa menos la maquinaria agrícola y con la fertilización integral cuidamos las aplicaciones de los mismos fertilizantes para evitar altos costos por sobrefertilización, cuidando a su vez el suelo y el agua”, refiere Alejandro Cortés Bravo, un joven técnico de MasAgro Guanajuato quien asesora a Josué y promueve la Agricultura Sustentable en Purísima del Rincón y San Francisco del Rincón. 

La fertilización representa hasta el 65% de los costos de producción de granos, por eso es importante la estrategia de fertilidad integral que se implementó en Purísima del Rincón de manera conjunta con el gobierno local. Al respecto, Josué comenta que “el logro más grande que se dio fueron las capacitaciones, hubo mucha participación y fue muy útil para mí y para todos, tan es así que aún me piden ayuda —Josué está al frente de una Sociedad de Producción Rural (SPR)—. Muchos productores siguen preguntando y muchos de ellos, que se tomaron muy en serio las capacitaciones, siguen investigando y siguen pidiendo que se les proporcionen los fertilizantes adecuados. Fue un paso muy grande que dimos, de llevar una fertilización con base en lo que nos vendían las casas comerciales a una fertilización integral de acuerdo con lo que necesita la tierra”. 

“El reto de todo extensionista es convencer o concientizar al productor para que adopte nuevas tecnologías, nuevas formas de producción, pero para los productores es más confiable la palabra de otro productor que la de un técnico o un ingeniero, por eso dirijo a los productores que aún no están convencidos con productores como Josué —quien, por ejemplo, colabora con el técnico en las vitrinas demostrativas para difundir los beneficios de las prácticas sustentables—”, comenta Alejandro. 

“Sí, sigue habiendo resistencia al cambio, muchos porque a través de los años han hecho las cosas así —refiriéndose a la forma convencional de cultivar, basada en el movimiento excesivo del suelo—, otros por no conocer las técnicas adecuadas,  otros definitivamente dicen «a mí no me gusta y yo voy a seguir sembrando igual que antes», pero mi compromiso es dar a conocer la importancia que tienen las prácticas sustentables que además tienen beneficios económicos y pues si no hay un incentivo económico no hay a qué arraigarse en la agricultura. Yo en lo personal voy a trabajar con la juventud para darles a conocer la importancia que tiene todo esto; voy a poner mi granito de arena y seguir apoyando a los productores, a nuestro planeta con una Agricultura Sustentable”, finaliza Josué. 

Noticias relacionadas