cimmyt-contactoac@cgiar.org
800 462 7247

La comunidad tsotsil de Chiapas y la Agricultura Sustentable

Miembros de la comunidad tsotsil de Canalumtic, en Chiapas, participaron en el Taller de Difusión de los Principios de Agricultura de Conservación, a fin de conocer medidas para combatir la erosión de los suelos y lograr la seguridad alimentaria de su comunidad.

Por: Dorian Aguilar Sánchez, formador MasAgro.
13 de julio de 2019.

Chalchihuitán, Chis.- Mujeres, hombres y jóvenes de la comunidad tsotsil de la localidad de Canalumtic, municipio de Chalchihuitán, Chiapas, participaron en el Taller de Difusión de los Principios de Agricultura de Conservación, impartido por colaboradores del Hub Chiapas, del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT). El taller se realizó en el marco del programa MasAgro —impulsado por la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) y el CIMMYT— y como parte del seguimiento a la vinculación con Yaxalum Chiapas A.C., con apoyo de W.K. Kellogg Foundation.

Los principios de la Agricultura de Conservación (uso de los residuos agrícolas como cobertura del suelo, mínima labranza y rotación de cultivos) ayudan a evitar la erosión y mejorar la estructura física, química y biológica del suelo. Esto es particularmente relevante porque los terrenos de la zona, que presentan pendientes pronunciadas, son muy susceptibles a la erosión hídrica y eólica (las quemas agrícolas que aún persisten en la región dejan al suelo descubierto, haciéndolo aún más vulnerable a la acción de la lluvia y el viento).

A través de talleres como este, las comunidades participan en un diálogo amplio y abierto, lo cual les permite tomar consciencia de los grandes retos que enfrenta la agricultura destinada al autoconsumo y que ponen en riesgo la seguridad alimentaria de las familias, como la baja productividad; las pérdidas poscosecha; las plagas y enfermedades; y los efectos del cambio climático, los cuales ya son muy notorios, pues los periodos de lluvia —por ejemplo— ya no inician con la regularidad con la que antes lo hacían.

Los participantes mostraron interés en diversas prácticas sustentables, como la rotación de cultivos, las orientadas a reducir la erosión y la pérdida del suelo y aquellas destinadas a conservar la humedad por más tiempo (reduciendo el estrés hídrico). Y conscientes de la necesidad de implementar medidas que les ayuden a aumentar la rentabilidad de sus cultivos, cuidar sus recursos naturales y mitigar los efectos del cambio climático, los participantes del taller adquirieron el compromiso de realizar en sus parcelas la Agricultura de Conservación y difundir con otros miembros de la localidad los beneficios de adoptar este sistema de producción agrícola sustentable.

Noticias relacionadas