cimmyt-contactoac@cgiar.org
800 462 7247

La sustentabilidad agrega valor a los productos del campo

Durante la inauguración de un punto de venta de productores asociados a la CIOAC, se destacó la importancia del desarrollo de capacidades y de la transferencia de tecnologías que promueven el CIMMYT y la SADER a través de programas como MasAgro.

 Por: Octavio Zárate, formador MasAgro en Chiapas.
Agosto de 2019.

Tuxtla Gutiérrez, Chis.- Recientemente, fue inaugurado un punto de venta de productores agropecuarios de Chiapas dedicados al cultivo de maíz, café y hortalizas; la producción de miel; y la elaboración de artesanías de ámbar. Durante el acto inaugural, se resaltó que las prácticas sustentables —como las que promueven el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) y la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) a través del programa MasAgro— pueden agregar valor a los productos del campo.

Los dirigentes de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC) —organización a la que están vinculados los productores— hablaron sobre las condiciones y los procesos de transformación de los productos comercializados en la tienda Incusa. A través de este punto de venta, se busca que las familias productoras de alimentos y artesanías puedan comercializar de una manera más directa y justa.

Con más de 34,000 agremiados, la CIOAC es una de las organizaciones con mayor presencia en Chiapas. Impulsa diversos proyectos para la producción, industrialización y comercialización de miel, maíz, café, hortalizas y productos derivados, por lo que está en constante búsqueda de vinculaciones y prácticas que permitan a sus productores mejorar sus procesos y sus condiciones de vida.

Federico Ovalle, secretario nacional de la CIOAC, resaltó la importancia de la vinculación con instituciones dedicadas a la investigación y la transferencia de prácticas sustentables para la producción agrícola, como el CIMMYT. Para él, la información científica y el fortalecimiento de las capacidades de su personal técnico y sus agremiados son una vía para mejorar tanto la producción y la comercialización de maíz y frijol como las condiciones de vida y la economía de las familias productoras.

Actualmente, el consumo nacional e internacional está cambiando. Los compradores demandan, cada vez más, alimentos producidos de manera sustentable (sin agotar los recursos o perjudicar el medioambiente), por lo que —en un futuro próximo— las tiendas como Incusa y los productores que adopten prácticas sustentables incrementarán sus posibilidades de posicionarse en el mercado.

Noticias relacionadas