cimmyt-contactoac@cgiar.org
800 462 7247

Nuevas variedades de trigo para El Bajío

Especialistas del programa MasAgro Guanajuato evaluaron diversas variedades de trigo con potencial productivo para la región de El Bajío. Rendimiento, rentabilidad y calidad fueron algunos de los aspectos evaluados. 

Por: Ernesto SolísINIFAP Amador AguillónCoordinador de Hub Bajío del CIMMYT y Paúl García MezaCoordinador técnico de MasAgro Guanajuato
25 de enero de 2021

Guanajuato.- Guanajuato es uno de los ocho principales estados productores de trigo en México. De acuerdo con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), en el ciclo otoño-invierno 2019-2020 se sembraron 58,859 hectáreas de trigo para grano en esta entidad. 

Para incrementar la disponibilidad de semilla de trigo de calidad, MasAgro Guanajuato —programa de la Secretaría de Desarrollo Agroalimentario y Rural (SDAyR) y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) que contempla la integración de la cadena agroalimentaria mediante el fortalecimiento de redes de innovación—, ha validado y evaluado distintas variedades de trigo para identificar las más adecuadas y con mayor potencial productivo para Guanajuato.

Durante el ciclo otoño-invierno 2019-2020, un equipo multidisciplinario evaluó variedades de trigo en los municipios de Purísima del Rincón, Manuel Doblado, Pénjamo y Acámbaro. Este equipo estuvo conformado por especialistas del CIMMYT; del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP); del Sistema Producto Trigo Guanajuato; del Centro de Desarrollo Tecnológico Villadiego de FIRA; y del Grupo BIMBO.

Para las evaluaciones en mención se establecieron cinco vitrinas, o parcelas demostrativas, de las variedades Cortázar S1994, Faisán S2016, Elia M2016, Ibis M2016, Cisne F2016, Alondra F2014, Borobampo C2015, y Noreste. El enfoque de las vitrinas fue la alta productividad (donde la meta es el alto rendimiento) y la sustentabilidad (con base en un uso eficiente de recursos). 

El comportamiento promedio en rendimiento de las variedades fue similar (gráfica 1), oscilando entre 6.5 y 6.1 toneladas por hectárea (t/ha) de grano —a excepción de Cortázar S1994, que tuvo un promedio de 4.4 t/ha—. Los mejores rendimientos fueron los de las variedades Cisne F2016, Alondra F2014 y Noreste, con 6.5 t/ha; después los de Faisán S2016, Elía M2016, e Ibis M2016, con un promedio de 6.3 t/ha; y también Borobampo C2015, con un promedio de 6.1 t/ha. 

Cabe mencionar que, con base en las propiedades de su gluten, Cisne F2016 y Alondra F2014 son variedades clasificadas como ‘fuertes’ —trigos utilizados por la industria mecanizada de la panificación—, Noreste  es ‘cristalino’ —trigo duro apropiado para pastas de alta calidad, por lo que es destinado a la industria procesadora de pastas—, Faisán S2016 es ‘suave’ —se utiliza para la industria galletera y elaboración de tortillas, buñuelos y otros—, y Elía M2016 e Ibis M2016 son ‘medio-fuertes’ —trigo para la industria del pan hecho a mano o semi-mecanizado—. 

Además de la medición de rendimiento, análisis de costos y rentabilidad, MasAgro Guanajuato también está interesado en la calidad. En los laboratorios del CIMMYT, en Texcoco, Estado de México, expertos del Programa Mundial de Trigo analizaron 51 muestras de trigo obtenidas de las vitrinas del ciclo otoño-invierno 2018-2019. Los resultados arrojaron que las variedades con mayor porcentaje de proteína fueron Luminaria, con 11.6%; Elia, con 9.6%; y Cisne, con 10.9%. 

Noticias relacionadas