cimmyt-contactoac@cgiar.org
800 462 7247

Promueven el arraigo social con proyecto de fertilidad de suelos

A través de un proyecto de Agricultura Sustentable, los productores agrícolas de Salamanca, Guanajuato, buscan restaurar la fertilidad de sus suelos y mejorar su economía.

Por: Marín Zavala Zaragoza, director de Desarrollo Agropecuario Salamanca; Paul García Meza, CIMMYT; y Luis Ángel Meléndez Martínez, MasAgro Guanajuato.
Diciembre de 2020.

Salamanca, Gto.- El Bajío guanajuatense es una llanura fértil considerada históricamente una de las zonas agrícolas más importantes de México. No obstante, la producción intensiva de los sistemas agrícolas en esa región ha ocasionado la degradación física, química y biológica de los suelos. Como consecuencia de esa degradación se han agudizado los problemas de malezas, plagas y enfermedades de los cultivos, incrementando los costos de producción y afectando directamente a los agricultores.

El municipio de Salamanca es parte del Bajío guanajuatense, está ubicado en el centro del estado y cuenta con una superficie agrícola de más de 50 mil hectáreas. Siendo el municipio con más porcentaje de superficie de riego con respecto a los demás municipios de la región —destacan sus cultivos de maíz y sorgo en el ciclo primavera-verano y trigo y cebada en el otoño-invierno—, es importante implementar medidas que aseguren la fertilidad de sus suelos. 

A través de un muestreo sistemático, el proyecto “Programa de fertilidad integral de suelos agrícolas para el municipio de Salamanca” busca conocer el estado actual de los suelos del municipio, identificar los minerales que están ocasionando excesos y deficiencias nutrimentales, proponer estrategias de remediación de suelos y diseñar formulaciones de fertilización específicas para cada cultivo y cada zona.  

Con la puesta en marcha de este proyecto de fertilidad integral —que impulsa el gobierno de Salamanca y se desarrolla en el marco del programa MasAgro Guanajuato, de la Secretaría de Desarrollo Agroalimentario y Rural (SDAyR) y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT)— se busca impactar más de 50 mil hectáreas agrícolas de Salamanca.

El proyecto busca restaurar la fertilidad del suelo y está alineado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Organización de las Naciones Unidas: ambientalmente permitirá reducir la emisión de gases de efecto invernadero y la contaminación del agua y el suelo; social y culturalmente se arraigará a la población rural, impulsando el empoderamiento de los productores con pleno respeto a sus tradiciones y, además,  permitiéndoles incrementar sus ingresos.

Noticias relacionadas