cimmyt-contactoac@cgiar.org
800 462 7247

Una capacitación muy oportuna

Para José Luis Ruiz, productor de cebada de Querétaro, la capacitación en temas de Agricultura Sustentable ha sido fundamental para salir adelante frente a las adversidades en el campo. Aquí su testimonio. 

Por: Hub BajíoCIMMYT
1 de febrero de 2021

El Marqués, Qro.- Con más de 15 años dedicados a la agricultura (de los 34 que tiene), José Luis Ruiz Delgado es un productor joven con mucha experiencia. Si bien estudió ingeniería industrial, es un agricultor por herencia: desde niño, comenta, “he estado inmerso en el campo, trabajando en siembras de temporal en Tamaulipas con uno de mis tíos”. 

En Querétaro, donde actualmente reside con su mamá, su esposa y sus dos hijos, tiene tres años que comenzó a sembrar, siempre buscando alternativas para bajar costos de producción (que se elevan por la maquila para la preparación del suelo), aprovechar mejor el agua de riego (que cada vez es más escasa) y, en general, hacer más rentable su actividad. 

Sabiendo que José Luis siempre busca mejorar en su proceso productivo, la organización a la cual le compra los insumos y la semilla de cebada lo invitó a una capacitación sobre fertilidad integral a cargo del equipo técnico de Cultivando un México Mejor. Desde ese día se vinculó con ese proyecto que impulsan HEINEKEN México y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) para promover la producción sustentable de cebada. 

La capacitación y el módulo demostrativo (para desarrollar ensayos y promover prácticas sustentables), que se instaló junto con José Luis en una de sus parcelas en el reciente ciclo agrícola, fueron muy oportunos: “justo cuando se comenzaron a implementar esas tecnologías se averió el pozo, provocando un estrés tremendo en las plantas por falta de agua. Al final de la temporada la cebada salió únicamente con dos riegos. Los rendimientos obviamente fueron bajos, pero a pesar de eso, con las prácticas implementadas se lograron cubrir los costos de inversión y se tuvo un pequeño margen de utilidad”, comenta. 

De acuerdo con el productor, hubo una gran diferencia entre su parcela y las de los demás productores: en el área testigo (porción de la parcela trabajada de la forma convencional) a penas se alcanzaron las 3.8 toneladas por hectárea, mientras que en el área de innovación (donde implementó las prácticas sustentables) los rendimientos alcanzados fueron de 4.6 toneladas por hectárea y con menos costos de inversión. 

Con el módulo de exhibición, el productor espera que más agricultores de su zona conozcan las prácticas sustentables que él ha adoptado y se animen a implementarlas. El módulo está ubicado en el ejido de Palo Alto, municipio de El Marqués, en Querétaro, desde donde José Luis Ruiz comparte cómo ha sido su experiencia al estar Cultivando un México Mejor. 

Hub:
Región:
Donantes & Colaboradores:

Noticias relacionadas